Saltar al contenido
Todo para Galgos

Bozales para Galgos

Bozal para Galgo

Precio: 15,19€
Este producto disfruta de los beneficios de

Bozal amarillo para Galgo

Precio: 15,39€
Este producto disfruta de los beneficios de

Bozal para Galgo en varios colores

Precio: 15,45€
Este producto disfruta de los beneficios de

Bozal cesta de metal para Galgo

Precio: 20,90€
Este producto disfruta de los beneficios de

Bozal para perros grandes de cabeza estrecha

Precio: 14,68€
Este producto disfruta de los beneficios de

Bozal dorado para Galgos

Precio: 15,19€
Este producto disfruta de los beneficios de

Bozal de Nylon para perros

Precio: 12,99€
Este producto no disfruta de los beneficios de

Bozal anti-mordida para perro

Precio: 19,76€
Este producto no disfruta de los beneficios de

Bozal divertido para Galgo

Precio: 81,57€
Este producto no disfruta de los beneficios de

Los galgos son los atletas olímpicos de las razas de perro, siendo la raza más rápida de todas. Pueden llegar a alcanzar velocidades de hasta 72 kilómetros por hora. Los galgos son sabuesos, y se han creado para cazar con la vista en lugar de con la nariz. Tales son sus magníficas cualidades, que en el antiguo Egipto se creía que los galgos eran descendientes de los dioses.

Los galgos no son una raza de perro con mal genio, y no suelen entrar en conflicto con otras personas o animales, es muy extraño que los galgos se muestren agresivos si no se les provoca antes. Y precisamente debida a su generalizada tranquilidad, los dueños de galgo suelen  sobre estimar la paciencia de su mascota, lo cual puede convertirse en un problema si se dan unas determinadas condiciones. Esto es un problema todavía mayor, cuando hablamos de galgos de carreras retirados, o de galgos de caza, que suelen padecer de ansiedad. No olvidemos que el instinto de cualquier animal cuando siente miedo, puede ser el de enfrentarse a lo que consideran una amenaza.

No debemos creer que poner un bozal a nuestro galgo es sinónimo de quererlo menos, o de no confiar en él, pero debemos hacerlo por respeto a las demás personas y animales. Es muy importante poner un bozal a nuestro galgo en ocasiones en las que puede sentirse especialmente incómodo: una visita al veterinario, cuando lo llevamos a que un profesional lo asee, y similares.

Galgos en una carrera con bozales

Tipos de bozales para Galgos

No debería existir ninguna duda acerca de si nuestro galgo debe, o no, llevar un bozal: la respuesta rotunda es que sí. Lo que sí debemos tener muy en cuenta, es que debemos ponerle a nuestro galgo un bozal con el que se sienta cómodo y confortable, en la medida de lo posible.

Bozal de canasta de plástico

Estos bozales son, generalmente, rechazados por muchos propietarios simplemente por el look agresivo que puede otorgar a su mascota, pero nada más lejos de la realidad, este tipo de bozal es la opción más humana. Estos bozales no son son de «jaula» y permiten que tu galgo pueda beber, comer chuches, y en general, sentirse cómodo. Además, estos bozales pueden ser «moldeados» por sus dueños para asemejar su forma a la del hocico del galgo. Estos bozales son cómodos para los galgos.

Bozal de canasta de alambre

Estos bozales de alambre tienen el mismo diseño que los de plástico anteriormente citados, pero usan alambre de metal, lo cual cambia dos cosas: lo primero, es que no permiten moldear el bozal de ningún modo, y lo segundo, es que el bozal es más resistente y duradero.

En condiciones extremas o de desgaste, estos bozales son mucho más duraderos y es menos probable que se rompan, la parte negativa es que al no poder ser moldeados, tendrás que encontrar uno que se adapte muy bien a tu galgo.

Bozales de cierre suaves

Aunque generalmente los propietarios de mascotas prefieren los bozales de canasta, esta es la mejor opción si no has podido encontrar un bozal de canasta que se adapte al hocico de tu galgo. Estos bozales son muy distintos a los anteriormente vistos, y se colocan alrededor de la boca de tu galgo, lo cual causa que no puedan abrir la boca. Estos bozales son más efectivos para prevenir una mordida, pero también son mucho más incómodos y no deberían utilizarse durante un largo periodo de tiempo. Nuestra recomendación es que dediques todo el tiempo posible a encontrar un bozal de canasta que se adapte bien a tu galgo.

¿Cuál es el mejor tipo de bozal para galgos?

Generalmente los bozales de canasta son los más apropiados para esta raza de perro, ya que les permite beber y adaptarse, en el caso de los bozales de canasta de plástico, a su forma de hocico. Si no eres capaz de encontrar un bozal de canasta que se adapte bien a tu galgo, entonces tendrás que optar por un bozal de cierre suave, aunque esto le incomode un poco más.

 

¿Por qué iba a necesitar un bozal para mi galgo?

Los bozales no son muy compatibles con los entrenamientos y nunca deberían utilizarse como castigo contra nuestra mascota, pero aún así existen múltiples situaciones en las cuales podrías necesitar poner un bozal a tu mascota.

Situaciones de emergencia

Cuando un animal está malherido, su instinto es el de defenderse de cualquiera que se acerque o pueda suponer una amenaza para él. Si tu galgo está lesionado, o padece algún tipo de dolor en tratamiento, es conveniente que le pongas un bozal. Esto también se aplica cuando se sufre un ataque. Si otro perro ha atacado a tu galgo (o al revés), su instinto y ansiedad podría conducirlo a atacar a cualquiera que se acerce.

Las visitas al veterinario

Acudir al veterinario puede ser algo muy traumático cualquier animal, especialmente si padecen ansiedad –algo que suelen sufrir de manera generalizada, los galgos-. Podrían sentirse incómodos al acercarse a otros animales, o al ser manoseados por un extraño. Aunque tu perro sea muy educado, deberías ponerle un bozal durante estas visitas para evitar el peor desenlace posible.

Ten en cuenta, que algunos veterinarios no aceptarán tratar a perros grandes como los galgos, si no llevan bozal.

Sesiones de limpieza

El aseo es muy importante y beneficioso para tu galgo, pero esto no implica que él vaya a disfrutar estas sesiones. Si sabes o sospechas que tu galgo podría no reaccionar bien a esto, deberías prevenir posibles mordidas utilizando un bozal, especialmente si acudes a un profesional y no eres tú, su persona de confianza, quien lo asea.

Esto no sólo mantendrá alejado a tu galgo de hacer algo de lo que se arrepentirá, si no que también logrará que la persona que lo está aseando, se sienta mucho más cómoda.

5 Consejos para utilizar correctamente un bozal para galgos

  1. No olvides recompensar debidamente a tu galgo cuando lo estés introduciendo a llevar un bozal. Es extremadamente importante que tu galgo no asocie llevar un bozal con ser castigado, si no que debe verlo como algo positivo. Premiarlo con chuches puede ser una buena manera de hacérselo entender.
  2. Si has adoptado a tu galgo, y no sabes si estaba acostumbrado a llevar un bozal, no asumas que sí lo estaba. Es tan importante introducirlo correctamente a llevar un bozal como si fuera tuyo desde bebé.
  3. Deja chuches dentro del bozal. Para los galgos que no han utilizado nunca un bozal, una muy buena manera de dejar que los descubran por ellos mismos, es la de dejar pequeños premios en su interior. Cuando se haya comido las chuches, aprovecha para ponerselo con la mano (no es necesario llegar a cerrarlo del todo) durante un corto periodo de tiempo, para que entienda cómo funciona.
  4. Cuando le hayas puesto el bozal, asegúrate de hacer algo divertido con él mientras lo tenga puesto. Es un buen momento de pasear, ir al parque, correr, o jugar de cualquier modo que él disfrute. Debe asociar el bozal a algo divertido.
  5. Paciencia. La mayoría de galgos que no están acostumbrados a llevar bozal, son reacios a llevarlo al principio, por eso es muy importante ser pacientes y sobre todo muy positivos con las técnicas que utilicemos para introducirlos al bozal. Nunca, nunca, lo castigues ni lo fuerces a utilizarlo, en caso contrario podrías poner las cosas mucho más difíciles de lo que lo son al principio.